Dormir mucho ¿es bueno o malo?

¿Es malo dormir mucho?

Destacada Dormir mucho_originalA pesar de que el sueño es una necesidad biológica gracias a la cual nuestro cuerpo y mente se recuperan y funcionan correctamente, ¿sabes que dormir demasiado puede ser un trastorno del sueño, un síntoma de enfermedad o el origen de diferentes problemas de salud?

Cuando hacemos referencia a los trastornos del sueño, directamente pensamos en el insomnio o la apnea. Sin embargo, la hipersomnia es un trastorno que provoca que la persona que lo padece necesite dormir más horas de las recomendadas para que su cuerpo se recupere de la fatiga diaria.

Si eres de los que duermen prolongadamente durante la noche y, aún así, te sientes somnoliento durante el día, quiero contarte cuáles son las posibles causas y cómo puede afectar a tu salud dormir mucho.

¿Cuántas horas hay que dormir?

Aunque las necesidades de sueño varían a lo largo de la vida y de una persona a otra. En general, la cantidad de sueño que necesitamos depende de diferentes factores, entre ellos:

La edad

Nivel de actividad

Hábitos de salud

Estilo de vida

Estudios realizados conjuntamente por la Academia Estadounidense de Medicina del Sueño y la Sociedad de Investigación del Sueño coinciden en recomendar dormir entre 7 y 9 horas diarias para los adultos sanos y que no padecen ningún trastorno del sueño.

La alteración, ya sea en menor o mayor cantidad de horas, afecta a la función vital que el sueño ejerce en el ser humano.

Bebé_dormir sin almohada_originalPero, de igual forma que la cantidad, la calidad del sueño es otro factor de gran importancia, ya que aún durmiendo el tiempo recomendado, puede que el sueño no sea lo suficientemente reparador o que esté fragmentado. En este caso, mejorar la higiene del sueño puede revertir en un aumento tanto de la cantidad como de la calidad del mismo.

Para que puedas tener una idea más clara de los patrones de sueño, te detallamos cuántas horas debería dormir cada grupo de edad:

  • Recién nacido (0-3 meses): 14-17 horas
  • Bebés (4-11 meses): 12-15 horas
  • Niños pequeños (1-2 años): 11-14 horas
  • Preescolar (3-5 años): 10-13 horas
  • Edad escolar (6-13 años): 9-11 horas
  • Adolescente (14-17 años): 8-10 horas
  • Adulto joven (18-25 años): 7-9 horas
  • Adulto (26-64 años): 7-9 horas
  • Adulto Mayor (65 años o más): 7-8 horas

¿Dormir mucho es malo para nuestra salud?

Dormir mucho irritada_originalEl sueño es una necesidad básica, por lo que es muy común pensar que, dormir en exceso, puede ser beneficioso y revierte directamente en un mejor descanso. Pero, dormir más de lo normal (8 o 9 horas diarias) puede llegar a ser tan perjudicial como dormir muy pocas horas.

Según algunos estudios, existe una asociación entre la duración habitual del sueño, tanto si es más corta o más larga de lo habitual, con resultados adversos para la salud:

Afecta al estado de ánimo. De hecho, las alteraciones como la depresión se relacionan con los trastornos del sueño.

  Aumenta el riesgo de padecer enfermedad cardiovascular.

  Aumenta el riesgo de desarrollar diabetes tipo II.

  Puesto que existe menos tiempo para realizar actividades físicas y un menor control en los horarios de comidas, facilita la posibilidad de padecer obesidad.

  Envejece el cerebro y contribuye al deterioro cognitivo.

  Afecta a la concentración.

  Mayor tasa de mortalidad.

¿Por qué duermo mucho y sigo con sueño?

Dormir mucho en momentos puntuales no tiene por qué ser perjudicial. Por ejemplo, durante el periodo de una enfermedad, es normal sentir mayor necesidad de dormir. El problema surge cuando el hábito de dormir muchas horas nocturnas y durante el día se convierte en una rutina que se prolonga en el tiempo.

A continuación te contamos cuáles son las posibles causas que generan una gran necesidad de dormir.

Hipersomnia

Ya hemos hecho referencia a la hipersomnia, un trastorno que hace que la persona que lo padece se sienta cansada y desorientada después de haber dormido durante un largo periodo de tiempo. Sus síntomas son:

Ansiedad

Inquietud

Pérdida del apetito

Falta de memoria

Inadaptabilidad social

Apnea obstructiva del sueño

Se trata de un trastorno que interrumpe el ciclo natural del sueño, por lo que también puede provocar una mayor necesidad de dormir.

Consumo de alcohol, drogas o medicamentos

Dormir mucho alcohol_originalDormir demasiado también puede estar causado por el consumo de alcohol o de sustancias químicas como drogas.  Algunos medicamentos para el tratamiento del cáncer o los inmunosupresores tienen como efecto secundario más sueño.

Condiciones médicas

Algunas condiciones médicas como la depresión y la demencia, problemas con el tiroides, enfermedades de los riñones y del hígado también se asocian a la necesidad de dormir en exceso.

Cuándo acudir al médico

No es necesario que te preocupes si tu necesidad de dormir demasiado es puntual, ya que no tiene por qué ser indicativo de la existencia de un problema de salud.

En cambio, si tu patrón de sueño es largo y aún así necesitas dormir durante el día, puede que tu cuerpo esté mostrando un síntoma de algún problema que requiere atención médica.

Recuerda
Este artículo es meramente informativo pero, si sospechas que padeces alguna alteración de las descritas anteriormente, debes acudir a tu médico para que te realice un estudio y pueda proporcionarte un tratamiento específico que solucione tu problema.

Consejos para mejorar la calidad del sueño

No es suficiente con dormir las horas recomendadas, hay que dormir bien para que el sueño sea totalmente reparador.

Conseguir una buena calidad de sueño no es una misión difícil, solo tienes que adquirir nuevos hábitos en tu rutina diaria. Las siguientes recomendaciones pueden ser de gran ayuda:

Actividad física diaria: Hacer ejercicio todos los días, sobre todo por la mañana o antes de cenar, favorece la aparición del sueño nocturno. Si quieres hacer antes de ir a dormir, lo más recomendable es algo suave tipo los estiramientos.

Respeta los horarios: Procura levantarte y acostarte todos los días a la misma hora porque esto mantiene equilibrado los ritmos circadianos naturales de nuestro cuerpo.

La cama solo para dormir: Evita en la medida de lo posible el uso de dispositivos móviles o ver la televisión en la cama, ya que la luz que estos aparatos emiten interfieren en el sueño.

Equipo de descanso de calidad: Un buen colchón y almohada será de gran utilidad para lograr un sueño de calidad, puesto que de estos elementos depende que tu cuerpo adquiera la postura correcta para descansar correctamente. De igual forma, la ropa de cama debe proporcionar la comodidad que tu cuerpo necesita, especialmente si duermes desnudo.

Meditar: Calmar tu mente y controlar tu respiración te facilitará el descanso al estar más relajado, así que puedes meditar algunos minutos al día. También te servirá usar técnicas que te relajen, como puede ser el ASMR.

Cena ligera: Procura cenar al menos una hora antes de ir a la cama, evitando las comidas copiosas y las bebidas estimulantes.

Siestas: Aunque las siestas son buenas, para que no afecte a la calidad de tu sueño nocturno, no debe sobrepasar los 20 o 30 minutos.

Conclusiones

Si te encuentras en una situación en la que duermes más de lo que está recomendado, en principio no debes preocuparte, puede tratarse de algo puntual que tiene solución si se erradica el problema que lo origina. En caso contrario, es recomendable que acudas a un profesional de la salud para que valore tu trastorno de sueño.

Pero sí debes tener muy claro que no solo importa la cantidad de sueño sino que su calidad es igual de importante. Adquirir unos hábitos de vida saludable y una rutina diaria para mejorar la calidad del sueño, puede ser más que suficiente para que consigas descansar adecuadamente.

Dra. Clara Muñoz
Dra. Clara Muñoz
Dra. en Biomedicina por la Universidad de Barcelona, miembro de la Sociedad Española del Sueño y especialista en descanso. Coordinadora de las pruebas de producto de Encuentra Colchón con más de 150 análisis realizados.
Si este artículo te ha resultado útil, te agradeceré mucho que la compartas haciendo clic en alguna de las redes sociales de abajo. ¡Muchas gracias!

¿Te ha resultado útil?
(Votos: 2 Promedio: 5)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te informamos que los datos de carácter personal que proporciones en el presente formulario serán tratados por Clara Muñoz Almendros como responsable de esta web.

Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: recibir y responder consultas o comentarios enviados a través de la web.

Legitimación: el consentimiento del interesado al hacer uso del formulario.

Destinatarios: Hosting Webempresa Europa S.L.

Derechos: podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en [email protected] así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud.

Información adicional: puedes encontrar información adicional y detallada sobre protección de datos en la web encuentracolchon.com, así como consultar la política de privacidad.

Ir arriba