Cómo elegir tu almohada ideal: todo lo que debes saber

Cómo elegir la almohada adecuada para mejorar tu descanso

Mujer durmiendo con almohadaAunque solemos prestar mucha más atención al colchón, la almohada es un elemento igual de importante para el buen descanso y muchas veces no la tenemos tan en cuenta. Por ejemplo, ¿sabes en qué has de fijarte al momento de escoger una?

En este artículo te explicamos todo lo que debes valorar antes de decidirte por una, para que no tengas que ir probando y probando, malgastando tu tiempo y dinero hasta dar con la que más se ajusta a tus necesidades.

¿Por qué es tan importante elegir una almohada adecuada?

La almohada tiene el objetivo de mantener la columna vertebral recta mientras dormimos. Para ello, debe rellenar la curvatura del cuello, permitiendo así, también, que su musculatura se relaje. Escoger la almohada adecuada no solo favorece un mejor descanso, sino que evita lesiones y dolores en cervicales y hombros.

Por ejemplo, si duermes de lado o boca abajo y la almohada es demasiado alta, se aumenta la tensión muscular en la zona posterior de cuello y hombros y se puede obstruir la respiración (lo que provoca ronquidos). Pero si es demasiado baja, pueden aparecer tensiones musculares en el cuello.

¿Qué tener en cuenta a la hora de escoger una almohada?

Al elegir almohada debes tener presente tu complexión física y tus costumbres al dormir, como la postura y los movimientos que haces durante la noche para poder evaluar las características de cada modelo.

Tu postura al dormir

Para encontrar tu almohada ideal, debes tener en cuenta cómo duermes:

Si duermes boca arriba (decúbito supino): la almohada tiene que rellenar el hueco cervical. Lo ideal es que optes por una almohada de altura media, es decir, entre 12 y 13 cm, y de firmeza media. Los materiales más adecuados son la viscoelástica, la fibra y el látex. Y si tienes dolores cervicales o de espalda, lo mejor es que optes por una almohada cervical, para que la cabeza esté totalmente apoyada sobre la almohada cervical y los hombros queden apoyados sobre el colchón.

Posiciones dormirSi duermes boca abajo (decúbito prono): ​​la almohada debe ser lo más fina posible (no más de 10 cm de altura) para no provocar una extensión y rotación exagerada de la cabeza. La firmeza ha de ser muy baja, es decir, tiene que ser blanda, por lo que entre los materiales habituales, recomendamos escoger las plumas o el plumón (si no eres alérgico) o la fibra, que tengan poca firmeza. El formato tradicional será el más adecuado, ya que las de tipo cervicales no son nada aconsejables para esta postura.

Si duermes de lado (decúbito lateral): aconsejamos usar una almohada más alta (15 cm), que cubra completamente el hueco entre el hombro y la oreja, para que el cuerpo esté alineado. Y, no tiene que ser blanda, sino de firmeza media tirando a alta, para que la cabeza no se hunda y ofrezca un soporte correcto. Los núcleos de viscoelástica o látex son los mejores, y su forma puede ser tanto tradicional como cervical, si así lo necesitas

Grosor y firmeza

La altura y la firmeza adecuadas dependen de la postura que adoptes al dormir.

En caso de que duermas boca abajo o busques una almohada para un niño pequeño (no para bebé, ya que deben dormir sin ella hasta los 2 años), la recomendación es una almohada baja (10 cm) y de poca firmeza, es decir, más bien blanda.

Chico con almohadasSi duermes boca arriba o cambias frecuentemente de postura durante la noche, te aconsejamos elegir una altura mediana (entre 12 y 13 cm) y de firmeza media, ni muy blanda ni muy dura.

En cambio, si duermes de lado o eres muy robusto, para obtener un soporte adecuado necesitarás una almohada alta (15 cm) y de firmeza alta.

Por otro lado, si sois dos en la cama, ¿es mejor tener una única almohada o cada uno la suya? Nuestra recomendación es optar por almohadas individuales que se adecúen a las características y necesidades de quien la utilice. Además, permite mayor libertad de movimiento y evita que uno la acapare por completo (algo que suele pasar).

Respecto al ancho de la almohada, siempre ha de sobrepasar el de los hombros y, en caso de ser dos, lo ideal es que juntas completen la anchura de la cama.

Materiales de la almohada

Cuando hablamos de materiales, nos referimos tanto al relleno como al tejido de la funda. Si bien normalmente es habitual centrarse en el relleno, es importante prestar atención a ambas cosas, ya que afectan directamente a tu descanso.

En lo que respecta al relleno, podemos encontrar almohadas de:

Fibra sintética

Son almohadas transpirables, ya que circula bien el aire por su interior y no tienen mucha firmeza, por lo que las recomendamos para personas muy delgadas o niños. Normalmente, suelen ser de fibra de poliéster.

Rellenos almohadasViscoelástica

Gracias a la propiedad termo adaptable de este material, la almohada se amolda perfectamente a la forma de la cabeza y el cuello, por lo que son ideales para personas con problemas cervicales o de espalda.

Su firmeza variará dependiendo de la densidad de la visco.

Puedes echar un vistazo a esta guía para saber cuáles son las mejores almohadas viscoelásticas y cómo elegir la adecuada.

Látex

Al ser también un material adaptable, ofrece una buena sujeción. A su vez es firme, por lo que es una buena elección si duermes de lado, te mueves mucho o eres muy corpulento.

Otra de sus ventajas es que es antiácaros, por lo que pueden utilizarlo personas alérgicas.

Pluma y plumón

Son almohadas blandas, por lo que son una buena opción para quienes duermen boca abajo, pero ten en cuenta que no ofrecen una muy buena sujeción al cuello y que el relleno puede separarse y tendrás que ir recolocándolo.

No las aconsejamos para personas que duerman de lado, que se mueven mucho o muy robustas.

Y, dadas las características del relleno, tampoco son adecuadas para personas alérgicas o niños pequeños.

Características de la funda

Estos son los aspectos en los que deberías fijarte:

  • Existen diferentes tipos de tejido: algodón, mezcla poliéster 50 % y algodón 50 % o de tejido Strech®.
  • Pueden llevar tratamientos específicos: de aloe vera, de lavanda o inclusión de hilo de carbono en el tejido, por ejemplo.
  • Algunas son de doble cara, una para invierno y otra para verano.
  • También pueden ser dobles, una funda interior para proteger el relleno y una funda exterior, extraíble (con cremallera) y lavable.

Forma de la almohada

¿Sabías que hay distintos formatos de almohadas?

  • varias almohadasTradicional. Es el formato convencional, es decir, la almohada rectangular, apta para todo tipo de durmientes.
  • Cervical. Tiene una forma anatómica que se adapta mejor a la curvatura del cuello: presenta dos zonas convexas separadas por otra cóncava. Están indicadas para personas con dolencias en la zona cervical y dorsal. En esta guía encontrarás toda la información sobre las mejores almohadas cervicales.
  • Mariposa. Este tipo de almohada es estrecha en la zona central y más ancha en los bordes (como una mariposa) y también está recomendada para personas que sufren de dolores en cuello y hombros.

También hay otros tipos de almohadas para el cuerpo, como las almohadas para piernas, que se pueden colocar entre estas para mantener el cuerpo alineado al dormir o debajo de las rodillas para elevar un poco las piernas.

O como las almohadas para embarazadas, cuya finalidad es dar mayor soporte al dormir de lado y evitar las molestias al dormir boca arriba. Estas pueden ser tubulares, en forma de “U” o “C” y tipo cuña.

Transpirabilidad y tratamientos especiales

Entre las almohadas que podemos encontrar actualmente, también las hay que llevan tratamientos especiales de aloe vera, lavanda y grafeno, entre otros, con propiedades antiácaros, antihongos, antimoho, antisuciedad y antiolor.

Otro tratamiento interesante son los materiales refrescantes como las placas de gel en la capa superior para refrescar la superficie y mejorar la transpirabilidad de la almohada, lo que va muy bien, especialmente, si vives en una zona cálida o sueles pasar calor al dormir.

¿Cómo cuidar y conservar tu almohada?

Así como elegir bien es clave, cuidarla y mantenerla en buen estado es fundamental:

  • Colócale una funda protectora transpirable (si no trae doble funda) entre la almohada y la funda del juego de cama. Lava esta funda protectora cada dos meses aproximadamente.
  • Si la almohada es lavable, hazlo cada 6 meses.
  • En caso de tratarse de una funda con ambas caras iguales, dale la vuelta con frecuencia para evitar que se deforme.
  • Procura airear la almohada (si le da un poco el sol, mejor, excepto en las de látex), por lo menos, una vez por semana.

No obstante, aunque con un buen mantenimiento la vida útil de una almohada puede llegar a los 5 años, se aconseja reemplazarla cada 2 años, especialmente, si no es lavable.

ConclusionesChica con almohadas

Escoger bien nuestra almohada no solo nos ayudará a tener un mejor descanso, sino que nos evita sufrir lesiones o dolores cervicales o dorsales provocados por una incorrecta postura al dormir.

Al elegirla, ten en cuenta que la altura y la firmeza se adecúen a tu forma de dormir y contextura física, además de que sea hipoalergénica (si lo necesitas), transpirable y, si cuenta con algún tratamiento que permita alargar su vida útil, mejor.

Ainhoa Balado
Ainhoa Balado
Fisioterapeuta especialista en posturología, pilates y recuperación funcional. Ha desarrollado su actividad asistencial en hospitales y clínicas privadas en España y Francia. También difunde sus conocimientos a través de la red.

Si este artículo te ha resultado útil, te agradeceré mucho que la compartas haciendo clic en alguna de las redes sociales de abajo. ¡Muchas gracias!

¿Te ha resultado útil?
(Votos: 1 Promedio: 5)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te informamos que los datos de carácter personal que proporciones en el presente formulario serán tratados por Clara Muñoz Almendros como responsable de esta web.

Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: recibir y responder consultas o comentarios enviados a través de la web.

Legitimación: el consentimiento del interesado al hacer uso del formulario.

Destinatarios: Hosting Webempresa Europa S.L.

Derechos: podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en [email protected] así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud.

Información adicional: puedes encontrar información adicional y detallada sobre protección de datos en la web encuentracolchon.com, así como consultar la política de privacidad.

Ir arriba