Los mejores colchones para niños de 2024– Comparativa y opiniones

Los mejores colchones para niños de 2024 – Comparativa y guía de compra

Actualizado en enero 2024

Escrito por:

Dra. Clara Muñoz, investigadora y biomédica

Proceso revisión

Metodología

Probamos docenas de colchones y accesorios en condiciones reales y nuestros expertos los someten a rigurosos tests analíticos. Conoce nuestro proceso editorial.

Niño durmiendo La elección del colchón para los hijos trae de cabeza a muchas familias. Es lógico, porque un buen descanso es vital para la comodidad y el correcto desarrollo de los peques.

Encontrar un colchón confortable, en el que mantener una buena postura y evitar posibles riesgos para la salud no resulta sencillo. Firmeza, transpirabilidad, materiales… Son muchos factores a tener en cuenta para acertar.

Por eso, después de evaluar decenas de colchones infantiles y con el asesoramiento de una matrona, hemos seleccionado los mejores colchones para cada etapa de la infancia, pensados para acompañar su crecimiento, y te explicamos cómo elegir el colchón adecuado para tus hijos.

Colchón mini cuna Lemur Volana Lemur Volana El mejor colchón de minicuna Ver detalles Ver precio
Colchón de cuna Lemur Mety Lemur Mety El mejor colchón de cuna Ver detalles Ver precio
Colchón Marmota Kids Marmota Kids El mejor colchón para niños de 2 a 8 años Ver detalles Ver precio
Colchón Hypnia Híbrido original Hypnia Híbrido Original El mejor colchón para niños de 9 a 15 años Ver detalles Ver precio

4 claves de un buen colchón infantil

Fíjate en cuatro características básicas:

Firmeza: el colchón debe ser más bien duro para evitar malas posturas que podrían generar malformaciones de la columna.

Adaptabilidad: que se adapte ligeramente a la forma de su cuerpo y le “arrope” mientras duerme.

Transpirabilidad: imprescindible para un bebé ya que aún no regulan su temperatura como los adultos. También es interesante para un niño o adolescente, que tienden a sudar mucho.

Materiales: depende de la edad, pero para cuerpos que están creciendo nos quedamos con la viscoelástica, la espuma HR y el látex natural.

Además, las necesidades de descanso varían en función de la edad. Mira en qué debes fijarte para elegir el colchón de tu peque en cada etapa de su infancia.

Colchones para bebés de 0 a 2 años

Nada más llegar al mundo, el cuerpecito de tu bebé es aún muy frágil. Lo ideal es dar con un colchón de firmeza media tirando a alta, transpirable y que encaje perfectamente en la cuna o minicuna. Así podrá descansar de forma cómoda y segura.

Nuestra recomendación: Lémur Mety

Colchones infantiles de 2 a 8 años

A los 2 años tu peque ya es una personita menos frágil y más activa. Y, sobre todo, pesa más y se mueve con más agilidad.

Necesita un colchón confortable que le permita mantener la espalda recta. Para ello, lo mejor es un colchón de firmeza alta y de adaptabilidad media y con un tamaño y grosor mayores (entre 15 y 25 cm sería ideal).

Nuestra recomendación: Marmota Kids

Colchones para niños 9 a 15 años

Durante esta etapa el ritmo de crecimiento se dispara, así que hace falta un colchón que sea capaz de soportar su evolución de altura y peso a lo largo de esos años.

Es importante que la superficie no ceda en exceso bajo su cuerpo, pero que tenga una cierta adaptabilidad para que pueda dormir cómodamente. Busca un colchón de firmeza media-alta, con un núcleo grueso y un buen acolchado (de viscoelástica, por ejemplo) que se adapte a la forma de su cuerpo y cuide su higiene corporal.

Nuestra recomendación: Hypnia Híbrido Original

Los mejores colchones para niño de 0 a 2 años

Ya sea para cuna o minicuna, esta es nuestra selección de los mejores modelos de colchones de este año para bebés.

1. Lémur Mety: mejor colchón de cuna relación calidad-precio

Un colchón seguro y transpirable que facilita la transición a la cama

Núcleo: espuma

Grosor: 13 cm

Funda: tejido sintético Bioterm

Colchón de cuna Lemur Mety
Ver precio

-5% adicional con el código ENCUENTRACOLCHON

Sin duda, uno de los mejores colchones para niños hasta los 2 años es el Lémur Mety. Es el que usan en el Hospital Clínic de Barcelona para su UCI en la unidad de neonatología, porque es ideal para prevenir la plagiocefalia.

Es cierto que su precio es superior a la media, pero lo vas a amortizar seguro, ya que sus 13 cm de grosor soportan hasta 22 kg de peso sin perder prestaciones, así que tienes colchón de sobra hasta la transición a la cama. Eso sí, si quieres alargar un poco más el periodo de la cuna, te recomendamos que elijas el núcleo Malva+ en vez de el estándar, ya que tiene una mayor densidad y ofrece un mejor soporte hasta las 30 kg.

Además, gracias al refuerzo perimetral de su núcleo, tu peque se acostumbrará a dormir en el centro del colchón, algo que le vendrá muy bien para evitar caídas cuando deje de dormir en la cuna.

Transpirabilidad y seguridad

El Lémur Mety no solo te asegura un buen descanso de tu bebé; también podrás tener la tranquilidad de que duerme sin riesgos para su salud.

Interior colchon lemur mety_originalEl núcleo está formado por una espuma suave con forma de pequeñas pirámides que se adaptan de manera independiente a la posición de tu pequeño. Así se distribuye el peso sobre el colchón de manera uniforme y se previene la plagiocefalia. Y si quieres conseguir un plus en este sentido, elige el núcleo Malva+, con un diseño aún más específico aún para prevenirla.

Las posibles reacciones alérgicas tampoco serán un problema, ya que los certificados Oeko-Tex y CertiPur garantizan que el colchón es libre de tóxicos. Además, según el fabricante, si tu bebé sufre asma o dermatitis, su tratamiento con probióticos le ayudará a aliviar los síntomas.

La transpirabilidad es una característica básica en un colchón infantil y, en el caso del Lémur Mety, este es otro de sus puntos fuertes.

El sistema de pirámides de espuma del núcleo y los canales de ventilación facilitan el paso del aire y evitan que la humedad y el CO₂ se acumulen en el colchón. También ayuda el tejido de la funda, diseñado para que el bebé pueda respirar sin problemas incluso boca abajo.

Y, para mayor comodidad, según el fabricante, la tecnología Nu-temp es capaz de aumentar o reducir la temperatura hasta en 2 ºC para adaptarse a la de tu pequeño, reducir la sudoración y garantizar su confort.

Mantenimiento y garantía

Algo que también nos ha gustado mucho es que es un colchón muy fácil de lavar, ya que tanto el núcleo como la funda pueden ir a la lavadora. Eso sí, escoge un programa para prendas delicadas, sin centrifugado ni secado.Colchon de cuna Lumer Mety interior Malva

Resumiendo: el Lémur Mety es una muy buena opción para que tu peque descanse cómodo y seguro durante sus primeros años. Además, tiene una garantía de 5 años, que pueden alargarse hasta 10 si eliges el núcleo Malva+, y 30 noches de prueba, así que si tu bebé no se adapta a él, tienes un mes para devolver el colchón.

Pros
  • Funda y colchón lavables a máquina
  • Acostumbra al bebé a dormir en el centro del colchón
  • Muy transpirable y regula la temperatura
  • Previene la plagiocefalia
  • Buena garantía y periodo de prueba
Contras
  • Precio superior a la media
  • No admite centrifugado ni puede ir a la secadora

2. Ecus Kids Care Ultimate: mejor colchón de cuna premium

Un colchón antiplagiocefalia y antiasfixia apto para colecho

Núcleo: espuma Oxígena HR

Grosor: 12 cm

Funda: tejido Airsoft 3D 100% poliéster

Colchón cuna Ecus Care ultimate
Ver precio

-5% adicional con el código ENCUENTRACOLCHON

Todos los colchones que te recomendamos aquí ayudan a prevenir la plagiocefalia y la asfixia, pero el Ecus Kids Care Ultimate es el único que lo acredita con un certificado sanitario de la Agencia Española del Medicamento.

Una garantía de seguridad interesante, aunque no es la única. También viene con certificado Oeko-Tex que prueba que es un colchón libre de tóxicos, así que reducirás al máximo el riesgo de posibles reacciones alérgicas de tu bebé.

Un colchón muy seguro que tu pequeño podrá disfrutar hasta los 20 kg de peso, de manera que tienes colchón para toda su etapa en la cunita.

Núcleo

¿Cómo consigue el Ecus Kids Care prevenir de manera tan eficiente la plagiocefalia? Con tres capas que trabajan juntas para conseguirlo:

  • El núcleo de la parte inferior es de espuma Oxígena HR, que proporciona la firmeza más adecuada. Incluye barreras laterales para acostumbrar al peque a dormir en el centro del colchón.
  • En el medio encontramos espuma Airfeel. Este material es transpirable e hidrófugo; por tanto, no absorbe la humedad. Y además está diseñado para crear canales de aire y reducir el riesgo de asfixia si el bebé se duerme boca abajo.
  • Por último, el topping se compone de pequeñas pirámides que ayudan a repartir el peso en diferentes puntos de apoyo, reduciendo la presión sobre la cabeza del bebé y evitando o corrigiendo el síndrome de cabeza plana.

Núcleo colchón Ecus Care Ultimate

Un colchón antiasfixia que además es perfecto para colecho y para viaje. La parte superior se separa del núcleo gracias a su práctico sistema de cremalleras, para que te lleves el topper donde quieras.

Funda

También nos ha gustado mucho el tejido de la funda, un material muy transpirable que ayudará a reducir el exceso de calor y humedad sobre la superficie del colchón. Incluye un tratamiento contra hongos, ácaros y bacterias que evitará alergias y molestas irritaciones a tu peque.

Y, si te preocupa la cuestión de la higiene, no sufras. Es desenfundable y tanto la funda como el núcleo pueden ir a la lavadora, pero con un programa a 30 ºC para evitar que encojan. Como siempre, mejor evitar la secadora y dejarlo secar al aire.

Es cierto que el precio del Ecus Kids Care Ultimate es superior al de la media, pero es uno de los mejores colchones infantiles del mercado. Y tiene una garantía de 5 años ante defectos de fabricación. Es decir, dejarás de usar el colchón antes de que se acabe la garantía.

Si aún no lo tienes claro, deja que tu bebé tome la decisión por ti, ya que tiene 30 noches para probarlo y, si luego no le convence, puedes devolverlo sin problema.

Pros
  • Certificado sanitario para la prevención de la plagiocefalia y la asfixia
  • Núcleo y funda lavables a máquina
  • Apto para colecho
  •  Topper desmontable
  • Tratamiento antibacteriano
  • Buena garantía y correcto periodo de prueba
Contras
  • Precio elevado
  • No apto para secadora

3. Lémur Volana Mini: mejor colchón para minicuna

Un colchón de alta gama perfecto para minicunas

Núcleo: espuma

Grosor: 13 cm

Funda: tejido sintético Bioterm

Colchón mini cuna Lemur Volana
Ver precio

-5% adicional con el código ENCUENTRACOLCHON

El Lémur Volana es muy similar al colchón Lémur Mety, tanto en precio como en materiales.

La principal diferencia es que el Volana no tiene los refuerzos perimetrales que “fuerzan” al bebé a dormir en el centro del colchón. Por eso recomendamos el Volana para minicunas. Es decir, para bebés muy pequeños con poco rango de movimiento.

Por lo demás, el Lémur Volana viene con certificados Oeko-Tex y CertiPur que prueban que está hecho con materiales inocuos libres de químicos, así que te ahorrará posibles reacciones alérgicas de tu bebé a sus componentes.

También está tratado con probióticos, de manera que si tu bebé tiene problemas de asma, dermatitis o piel atópica, según el fabricante, este colchón le ayudará a reducir sus síntomas y a descansar mejor.

El sistema Nu-temp es otro de los puntos interesantes a la hora de garantizar el confort, ya que, según el fabricante, el colchón puede ajustar su temperatura hasta en 2ºC para que tu peque tenga siempre una correcta sensación térmica.

Núcleo y seguridad

El núcleo estándar de espuma con forma de pequeñas pirámides reduce los dos grandes riesgos para los bebés: la asfixia y la plagiocefalia.

Colchón Lemur Volana para niños Mientras sus pirámides se adaptan de manera individual a la posición de la cabecita de tu hijo, la espuma distribuye el peso de su cuerpo de manera uniforme a lo largo de la superficie del colchón. Así se previenen puntos de presión y se evita el riesgo de cabeza plana. Y si quieres una mayor protección contra la plagiocefalia, elige el núcleo Malva+.

Además, el mismo sistema de pirámides de espuma del núcleo permite que el aire pueda circular fácilmente. Esto hace del Volana un colchón muy transpirable que evita que la humedad se acumule en su interior, formando humedades y hongos.

A esto ayuda la funda, también transpirable, que permitirá a tu bebé descansar a pierna suelta sin riesgo de asfixia, incluso boca abajo.

Si durante la noche hay algún accidente con el pañal, piensa que siempre puedes lavar a máquina tanto la funda como el colchón con un programa de prendas delicadas. Déjalo secar al aire (nada de secadora) y lejos del sol para proteger sus propiedades.

Y, como todos los Lémur, el Volana tiene 5 años de garantía y 30 noches de prueba para asegurarte de que a tu bebé le gusta descansar en él. Aunque si eliges el núcleo Malva+, la garantía se alarga hasta los 10 años.

Pros
  • Reduce el riesgo de plagiocefalia y de asfixia
  • Funda y colchón lavables a máquina
  • Se adapta a la temperatura del bebé
  • Hipoalergénico y libre de tóxicos
  • Buena garantía y periodo de prueba
Contras
  • Precio elevado
  • No puede centrifugarse ni ir a la secadora

4. Kipli Bebé Bio: mejor colchón de cuna de materiales naturales

Un colchón hipoalergénico, sostenible y 100% orgánico

Núcleo: látex 100% natural

Grosor: 12 cm

Funda: algodón y Tencel

Colchón Kipli Bebé Bio
Ver precio
Si te preocupa la sostenibilidad, es algo que la marca Klipi siempre tiene en cuenta, desde sus componentes hasta el proceso de fabricación.

Uno de los sellos de la marca es el origen natural de sus materiales, por eso el Bebé Bio cuenta con los certificados Oeko-Tex y Eurolatex Eco-Standard, que prueban que es 100% libre de tóxicos y de espumas sintéticas.

Y, además, está fabricado en Italia con látex de cultivo ecológico probado por el certificado GOLS.

Núcleo

El Bebé Bio de Kipli tiene un núcleo de látex 100% natural de alta densidad que proporcionará a tu pequeño la firmeza justa que necesita para descansar, manteniendo su espalda recta mientras se adapta a la forma de su cuerpecito.

Quizá te suena que el látex no es transpirable, pero esto se refiere al sintético. El Klipi Bebé Bio usa látex natural y además tiene una estructura de panal que aumenta la transpirabilidad. La humedad no será un problema en este colchón, incluso en épocas de mucho calor.

Tampoco tendrás que preocuparte por la aparición de hongos, ácaros o bacterias, ya que el Bebé Bio es hipoalergénico y el látex evita la anidación de los ácaros en el colchón.

Funda

Colchón Kipli Bebé Bio detalle Nos gusta mucho la funda, compuesta de algodón orgánico en un 61% y de Tencel en un 39%. El resultado: una funda muy suave y transpirable ideal para todo tipo de pieles ya que, como el resto del colchón, no contiene fertilizantes ni pesticidas.

Además, se puede quitar con facilidad y lavarse a máquina a 30 ºC, de manera que podrás mantener a raya las manchas por vómitos o fugas del pañal. La funda es lo único que debes lavar a máquina; el látex es delicado y no debes sumergirlo en agua.

El Bebé Bio es un colchón de gama alta (y su precio es acorde), por lo que está hecho para durar. Por eso tu bebé podrá probarlo durante 100 noches, para asegurarte de que es el colchón en el que quieres que descanse sus primeros años.

Y, si durante ese tiempo tienes algún problema relacionado con la fabricación, cuenta con 2 años de garantía, un periodo que no está mal, ya que seguramente cubre el tiempo que lo usará tu hijo, pero que se queda algo corto en comparación con otros modelos.

Pros
  • Componentes y fabricación sostenibles
  • Hipoalergénico y libre de tóxicos
  • Funda extraíble y lavable a máquina
  • Componentes 100% orgánicos
  • Largo periodo de prueba
Contras
  • Precio
  • Núcleo no lavable a máquina
  • Garantía algo más corta que otros modelos

Los mejores colchones para niño de 2 a 8 años

El paso de la cuna a la cama es un momento muy importante para el descanso de tu pequeño. Estos son los colchones infantiles que hemos seleccionado para esta nueva etapa de su vida.

1. Lémur Mety Junior: el más vendido para la transición a la cama

Un colchón con dos caras para adaptarse al crecimiento

Núcleo: espuma y viscoelástica

Grosor: 21 cm

Funda: algodón

Colchón infantil Lémur Mety Junior
Ver precio

-5% adicional con el código ENCUENTRACOLCHON

Si estás buscando un colchón para ayudar a tu bebé a dar el paso a la cama, el Lémur Mety Junior es lo que necesitas. Y, no menos interesante: lo puede usar hasta los 16 años.

¿Te va a costar un poco más que un colchón más sencillo? Sí, pero lo vas a amortizar de sobra y tu peque va a desarrollarse de manera saludable mientras duerme plácidamente durante toda su infancia, así que creemos que vale la pena.

¿Cómo consigue Lémur un colchón adecuado para un bebé de 2 años y para un adolescente? La respuesta está en un núcleo de dos caras, ya que aporta dos densidades diferentes que se adaptan a las necesidades de cada etapa.

Cara de 1 a 5 años

El Mety Junior mantiene la estructura del colchón de cuna Mety, de manera que es ideal para hacer la transición a la cama mucho más fácil.

Tiene su misma firmeza media-alta para garantizar una buena postura, además reforzada con un ligero cambio en la forma de la superficie de la espuma para poder soportar un peso mayor.

Conserva también el refuerzo perimetral del colchón de cuna antivuelco para mantener al peque en el centro de la cama y evitar caídas, de manera que resulta perfecta para facilitar la transición de manera segura y sin cambios bruscos para tu bebé, que apenas va a notar el cambio.

Cara de 5 a 16 años

Al crecer, el peque va a necesitar un colchón que le siga el ritmo y pueda adaptarse a todos los cambios que vivirá entre la infancia y la adolescencia.

Esta cara está dividida en 5 áreas de descanso diferenciadas que se adaptan a cada parte de su cuerpo. Así, mantendrá su espalda en una buena posición y zonas como la cabeza, los hombros, las caderas, las rodillas o los pies tendrán el soporte más adecuado para cada una de ellas.

Colchón infantil Lémur Mety Junior detalle Y de manera cómoda, ya que cuenta con una capa de viscoelástica de poro abierto que se adapta a los cambios del cuerpo sin restarle libertad de movimiento.

Aunque es bastante transpirable, si hemos de poner una pega, quizás la viscoelástica pueda resultar un poco calurosa en verano.

La funda de algodón es bastante sencilla, aunque puedes comprar una de Tencel aparte.

Si quieres un modelo superior con un núcleo más adaptable aún, te recomendamos el Mety Plus Junior. Además, tiene una funda de lino y algodón 100% orgánico que favorece la transpirabilidad que quizás hemos echado en el modelo base.

El Lémur Mety Junior también viene con certificados Oeko-Tex y CertiPur que prueban que está libre de tóxicos, así que evitarás a tu pequeño posibles reacciones alérgicas a sus materiales.

Resumiendo: estamos ante un colchón de alta gama capaz de adaptarse a la morfología y los cambios a lo largo de toda la infancia para darle a tu hijo el máximo confort hasta entrada su adolescencia.

Y, como todos los colchones Lémur, tiene 30 noches de prueba y 5 años de garantía ante defectos de fabricación que, en este tipo de modelos se nos quedan algo cortas, ya que su uso será por mucho más tiempo.

Pros
  • Facilita la transición a la cama
  • Dos caras para cada etapa de crecimiento
  • Hipoalergénico y libre de tóxicos
  • Mayor adaptabilidad
Contras
  • Precio elevado
  • Funda sencilla
  • La viscoelástica puede dar calor
  • Garantía y prueba en casa algo cortas

2. Marmota Kids: mejor colchón para climas cálidos

Un colchón para toda las etapas con regulación de temperatura

Núcleo: espuma y viscoelástica

Grosor: 21 cm

Funda: mezcla de tejidos

Colchón Marmota Kids
Ver precio
Si quieres un colchón que se adapte al crecimiento de tu hijo desde su transición a la cama, echa un vistazo al Marmota Kids, porque esa es una de sus características más interesantes.

Con este colchón tienes dos caras con diferentes consistencias: una más blandita, para la etapa de los 3 a los 9 años, y otra más firme en la que podrá descansar cómodamente hasta los 16. Como estrenar colchón dos veces, pero por el mismo precio.

Colchón Marmota Kids detalle espuma Como cada etapa tiene su lado para dormir, no tendrás que darle la vuelta a menudo. Algo que se agradece porque no tiene asas laterales que faciliten la movilidad.

Además, la parte superior de la funda puede quitarse con una cremallera y meterse en la lavadora, algo especialmente interesante en la primera etapa de uso, cuando las manchas suelen ser más frecuentes. El resto de la funda también se puede lavar, pero mejor a mano.

Núcleo

El núcleo del Marmota Kids está formado por 3 capas de diferentes densidades, para adaptarse a la forma del cuerpo de tu hijo durante cada una de sus etapas de crecimiento.

Si el niño es caluroso, el exceso de sudoración tampoco será un problema por 2 razones:

  • El colchón es totalmente transpirable; el aire circula fácilmente a través de él y evita la acumulación de humedad en la superficie.
  • Su capa de Gelflex Visco refrescante regula la temperatura para que ni el frío ni el calor influyan negativamente en su confort.

El Marmota Kids no es el colchón más barato del mercado, pero lo amortizarás bien. Te sirve desde la cuna hasta entrada la adolescencia, de manera que te ahorras un cambio de colchón entre esas dos etapas.

Además, no corres el riesgo de no acertar, ya que tu hijo puede probarlo durante 100 noches antes de tomar una decisión. Y si surge algún problema después de ese momento, tiene una larga garantía de 10 años.

Pros
  • Puede usarse durante toda la infancia
  • Regula la temperatura
  • Funda superior lavable a máquina
  • Periodo de prueba muy amplio
  • Garantía durante toda su vida útil
Contras
  • Precio elevado
  • Sin asas laterales

3. Ecus Organic Junior: mejor colchón hipoalergénico

Materiales sostenibles para evitar problemas de alergia

Núcleo: espuma Bio Green

Grosor: 19 cm

Funda: algodón 100% orgánico y poliéster

Colchón Ecus Organic Junior
Ver precio

-5% adicional con el código ENCUENTRACOLCHON

Estamos ante un colchón sostenible, fabricado con materiales naturales, para proteger la piel de tu peque de posibles irritaciones a la vez que favorece un descanso saludable.

Pensado para usar a partir de los 12 kg, el Ecus Organic Junior tiene dos caras para adaptarse a cada etapa de crecimiento. Esto quiere decir que no debes voltear el colchón cada temporada, sino solo cuando crezca:

  • A partir de dos años, el núcleo de espuma Bio Green está preparado para permitir la transpiración, regulando la temperatura durante las horas de sueño. Para lograrlo, la espuma está perfilada, con pequeñas hendiduras que permiten que pase el aire. Además, es un material que se adapta a la forma del cuerpo, acompañando la postura natural y ayudando a un descanso profundo.
  • A partir de los 6 años, toca darle la vuelta al colchón. Aquí tenemos una cara más firme para soportar pesos mayores, con una parte superior estructurada en canales de diferentes anchos, para favorecer la ventilación en las diferentes partes del cuerpo.

Algunos usuarios se quejan de que el nombre Organic da lugar a malentendidos porque, en realidad, la espuma utilizada en ambas caras es sintética, aunque añade a la composición aceites vegetales esenciales, que ayudan a mantener el PH corporal.

Funda hipoalergénica

La funda del colchón Organic Junior está diseñada para paliar síntomas de problemas respiratorios y de piel, como alergias o dermatitis atópica.

Está compuesta de diferentes materiales, básicamente poliéster, que garantiza un secado rápido, es ligero y aguanta bien los lavados sin perder propiedades. El resto es algodón orgánico 100%, procedente de cultivo ecológico. Por supuesto, libre de pesticidas y químicos nocivos.

La funda se puede extraer sin problemas y meter en la lavadora. Evita la secadora para mantener intactas sus propiedades.

Protección certificada

Todos los productos de la marca Ecus Kids están fabricados en España, siguiendo la normativa europea.

Colchón Ecus Organic Junior detalle El colchón Organic, además, tiene el Certificado Care para la prevención de la plagiocefalia y la muerte súbita, ya que reduce hasta un 70% la presión sobre la cabeza del bebé y permite la circulación del aire en el interior.

Además el Standard Oeko-Tex garantiza que ninguna sustancia nociva para la salud se ha utilizado en el colchón. También la ISO 14011 da fe de que los procesos productivos del colchón están diseñados para causar el mínimo impacto medioambiental.

Esto, junto a otros certificados de responsabilidad social, consiguen que te lleves a casa un colchón sostenible y ético.

El precio del Organic Junior no es el más económico de esta lista, pero a cambio te llevas un colchón que durará años, adaptándose al crecimiento de tu hijo. Para asegurar tu compra, puedes probarlo durante 30 noches. Y si surge algún problema después, tiene una garantía de 5 años para posibles defectos de fabricación, aunque nos hubiera gustado que cubra todo el tiempo de uso.

Pros
  • Dos caras para cada etapa de crecimiento
  • Materiales naturales
  • Hipoalergénico
  • Funda lavable en lavadora
  • Certificados de calidad
Contras
  • Precio elevado
  • La composición no es 100% natural
  • La garantía podría ser algo más larga

Los mejores colchones para niño de 9 a 15 años

Si tienes un hijo más mayor y buscas un colchón que se adapte a él, te proponemos los mejores modelos para su entrada a la adolescencia.

1. Hypnia Híbrido Original: mejor colchón calidad-precio

Un colchón con buena firmeza y excelente adaptabilidad

Núcleo: muelles ensacados + viscoelástica

Grosor: 25 cm

Funda: stretch

Colchón Hypnia Híbrido original
Ver precio
El Híbrido Original de Hypnia es un colchón con la firmeza necesaria para ajustarse a la forma de la espalda de tu hijo y ofrecer un soporte extra a la zona lumbar, uno de los puntos clave para el descanso y para la buena postura de la columna.

Así podrá desarrollarse de forma sana sin riesgo de desviaciones. Ni de alergias, ya que es hipoalergénica y tiene certificado Oeko-Tex que garantiza que está libre de sustancias tóxicas.

Composición

El colchón tiene un grosor de 25 cm, más que suficiente para proporcionar un descanso firme. Sobre todo, gracias a su núcleo de muelles ensacados que se amolda al cuerpo y distribuye la presión de manera uniforme sobre el colchón.

Al tumbarnos, también notamos la facilidad para girar y la libertad de movimientos del Híbrido Original, algo que un colchón con núcleo de espuma no puede llegar a ofrecer.

En nuestros test también hemos comprobado que absorve muy bien el movimiento, facilitando un sueño de calidad.

El resultado: un colchón muy cómodo y que, además, cuenta con una estructura transpirable y efectiva a la hora de evitar que se acumule el calor y la humedad.

Acolchado

composicion hypnia hibrido originalEl acolchado también contribuye, y mucho, a la sensación de confort del colchón, porque está fabricado en viscoelástica y espuma de sujeción con perfilaciones para adaptarse a la presión que ejercen las zonas del cuerpo más pesadas, como caderas y hombros.

También nos gusta que sea desenfundable y se pueda lavar en lavadora para facilitar su limpieza.

Otro punto fuerte es que podrás probarlo en casa durante 120 noches y su garantía de 15 años, la más larga que hemos visto en colchones infantiles.

Pros
  • Excelente adaptabilidad y soporte
  • Favorece el control de temperatura
  • Funda lavable en casa
  • 120 noches de prueba
  • 15 años de garantía
Contras
  • No apto para camas nido
  • Pocos tamaños disponibles

2. Pikolin Apple Compact: mejor colchón en calidad-precio

Un colchón juvenil adecuado para camas nido

Núcleo: espuma Confortcel

Grosor: 20 cm

Funda: tejido Stretch

Pikolin Colchón Juvenil apple compact
Ver precio
A la hora de elegir un colchón es importante tener en cuenta la cama sobre la que se va a colocar. Y si tienes una cama nido, es posible que necesites un colchón un poco más fino que la media.

Los 20 cm de grosor del Pikolín Apple Compact te permiten recoger la cama sin problema. Y sin renunciar a ninguna de las prestaciones de un colchón juvenil, ya que su combinación de materiales permite mantener la firmeza y garantizar una buena postura y un descanso óptimo.

Núcleo

El núcleo del Pikolín Apple Compact está fabricado con Confortcel, una espuma celular de alta resiliencia que es capaz de adaptarse al cuerpo respetando su curvatura, de manera cómoda y manteniendo la espalda en una posición correcta.

La transpirabilidad es otro de los factores importantes en cualquier colchón, y la espuma porosa del Apple Compact cumple para garantizar un descanso libre de humedad.

Además, se añaden unas capas de fibra atérmica para facilitar aún más la circulación del aire y generar una agradable sensación de confort durante el sueño.

Acolchado

La comodidad de un colchón está muy ligada a la calidad de su acolchado, y el del Apple Compact nos ha gustado mucho.

Pikolin Colchón Juvenil apple compact detalle Y es que está hecho de Viscofoam, un material viscoelástico que se adapta a la presión y a la huella térmica del cuerpo. Y que es capaz de reducir la presión sanguínea y de disipar el calor corporal generado durante el descanso.

Una sensación muy cómoda a la que contribuye el tejido Stretch del exterior. Elástico, agradable al tacto y con una triple barrera de protección contra hongos, ácaros y bacterias que reduce la probabilidad de alergias.

Es interesante también para mantener una buena higiene, ya que la funda no es extraíble. Aún así, te recomendamos que utilices una funda protectora.

En comparación con otros modelos de esta lista, nos sorprende que no tenga garantía ni pueda devolverse una vez abierto, pero Pikolín es una marca con larga experiencia que ofrece una calidad más que demostrada en sus productos.

Con el Apple Compact te llevas un colchón duradero que garantizará el descanso de tu hijo durante muchos años sin perder prestaciones durante el uso.

Pros
  • Gran adaptabilidad
  • Previene la aparición de alergias
  • Buen acolchado
  • Confort térmico
Contras
  • No desenfundable
  • Sin garantía ni cambios una vez abierto

3. Ecus Kids Akuma: mejor colchón para niños con alergias

Un colchón hipoalergénico y duradero para niños que crecen rápido

Núcleo: espuma Oxígena HR

Grosor: 23 cm

Funda: tejido Stretch

Colchón Ecus Akuma oxygen Kids
Ver precio

-5% adicional con el código ENCUENTRACOLCHON

Si buscas un colchón que se adapte como un guante a tu hijo cuando pega el estirón, el Ecus Kids Akuma te interesa. Porque lo hará perfectamente desde los 12 kg hasta los 18 años.

Y con la seguridad de que no contiene ninguna sustancia que pueda provocar reacciones perjudiciales, ya que viene con certificación Standard 100 Oeko-Tex que garantiza que es es un colchón libre de tóxicos.

Núcleo

El Ecus Kids Akuma tiene una firmeza media. Sólido, pero con un núcleo de espuma HR Oxígena microperforada que se adapta al cuerpo, permite la libertad de movimientos y asegura una correcta evacuación de la humedad.

Una espuma altamente transpirable que garantiza una correcta posición de la columna y un descanso confortable, siempre a la temperatura adecuada.

Acolchados

El acolchado viscoelástico anatómico es uno de los puntos fuertes de este colchón, ya que está dividido en diferentes zonas para adaptarse al peso de cada parte del cuerpo.

Colchón Ecus Kids Akuma detalle capas Y sí, durante toda la infancia, porque el Ecus Kids Akuma tiene dos posiciones diferentes: una para la etapa de los 4 a los 12 años, y otra hasta los 18, con altura y un peso similares a los de un adulto.

Además, incorpora un tratamiento hipoalergénico antiácaros y antibacterias y tiene una funda de tejido Stretch transpirable, muy suave y que no forma arrugas, de manera que es perfecta para la sensibilidad de la piel de los niños.

Ten en cuenta, eso sí, que la funda no se puede retirar del colchón, así que si quieres lavarla tendrá que ser en seco.

El Ecus Kids Akuma es un colchón práctico, cómodo y adaptable que garantiza al niño un descanso óptimo hasta su edad adulta.

Y, si después de 30 noches, a tu hijo no le acaba de convencer, lo puedes devolver tranquilamente. También tiene 3 años de garantía por problemas de fabricación, tiempo de sobra para comprobar la calidad del colchón pero que se queda algo escaso en comparación con otros modelos.

Pros
  • Dos caras para cada etapa de crecimiento
  • Certificado libre de tóxicos
  • Hipoalergénico y antiácaros
  • Buena adaptación con el acolchado anatómico
Contras
  • No es desenfundable
  • Lavable solo en seco
  • Garantía algo corta

Comparativa de los mejores colchones para niños

En las siguientes tablas encontrarás una comparativa completa de los mejores colchones para niños analizados en esta guía.

Nota: si las ves en móvil desplaza las tablas con el dedo para ver todas las columnas.

#NombrePrecioMaterial NúcleoTejido fundaGrosorEdad de utilización
1Lémur Mety
Lémur Mety
Espuma con micromuelles Greencell® PyramidSintético Bioterm13 cmDe 0 a 2 años
2Ecus Kids Care Ultimate
Ecus Kids Care
Espuma Oxígena HRXtra-Cool12 cmDe 0 a 6 años
3Lémur Volana
Lémur Volana
Espuma con micromuelles Greencell® PyramidSintético Bioterm13 cmDe 0 a 1 años
4Kipli Bebé Bio
Kipli Bebé Bio
Látex 100% natural de alta densidadAlgodón natural y Tencel12 cmDe 0 a 2 años
5Lémur Mety Junior
Lémur Mety Junior
Espuma y viscoelásticaAlgodón21 cmDe 1 a 16 años
7Marmota Kids
Marmota Kids
Espuma y viscoelásticaMezcla de tejidos21 cmDe 3 a 16 años
6Ecus Organic
Ecus Organic
Espuma Bio GreenAlgodón 100% orgánico y poliéster21 cmDe 2 a 8 años
10Kuo Dream Bio Memory
Hypnia Híbrido
Muelles ensacados y viscoelásticaStretch25 cmA partir de los 6 años
8Ecus Kids Akuma
Ecus Kids Akuma
Espuma Oxígena HRStretch23 cmDe 3 a 16 años
9Pikolin Apple Compact
Pikolin Apple Compact
Espuma ConfortcelStretch20 cmDe 6 a 18 años

Guía para comprar un colchón infantil

A veces se cae en el error de pensar que, una vez hecha la transición de la cuna a la cama, cualquier buen colchón es suficiente para garantizar un buen descanso de tu hijo.

Sin embargo, tanto el crecimiento como la actividad o los cambios hormonales marcan las necesidades específicas de cada edad. Por eso, para asegurar un buen descanso que garantice el correcto desarrollo de tu hijo es importante escoger un buen colchón infantil que se adapte a la fase en la que se encuentre.

Consejos para elegir un buen colchón de niño

¿Cómo puedes elegir el colchón ideal más adecuado para tu hijo? Estos son los puntos en los que debes fijarte:

Firmeza del colchón

La firmeza es un factor clave en cualquier colchón, más aún en el caso de los colchones para niños. Su cuerpo está aún en crecimiento y es importante que su espalda se mantenga siempre recta para evitar posibles desviaciones de la columna.

En el caso de los bebés, sin embargo, hay que ir con especial cuidado en no escoger un colchón excesivamente duro; la firmeza justa le permitirá descansar cómodamente sin hundirse y reducir el riesgo de asfixia, pero un colchón rígido podría ejercer una presión excesiva sobre su cuerpo y provocar plagiocefalia posicional.

A partir de los 9 años, la adaptabilidad comienza a ser tanto o más importante que la firmeza. Podemos empezar a plantearnos bajar un poco el nivel de dureza del colchón y decantarnos por uno de firmeza media o media alta que pueda adaptarse mejor a los grandes cambios físicos de la pubertad y la adolescencia.

Para niños, recomendaría un colchón un poco más blando que se vaya adaptando a su desarrollo y crecimiento.

Paula Vega, fisioterapeuta y osteópata

Transpirabilidad

Un exceso de sudoración durante el sueño no solo es incómodo, sino que puede propiciar la aparición de bacterias y hongos como consecuencia de la humedad.

Capas de un colchón con flechas de transpirabilidad En los colchones para bebés, una buena transpirabilidad es muy importante, ya que se enfrentan al reto de mantenerse siempre secos aun cuando reciban constantemente vómitos o fugas del pañal. Además, los bebés aún no regulan su temperatura corporal igual que la de los adultos.

Aunque las circunstancias son muy diferentes en el caso de niños mayores, la transpirabilidad no pierde importancia a la hora de elegir su colchón, ya que la rapidez de su metabolismo y los cambios hormonales favorecen la sudoración, y esto puede alterar la calidad del sueño si no descansan sobre una superficie transpirable.

Facilidad de limpieza

Poder lavar la funda del colchón es algo que se agradece en niños de cualquier edad, ya que el crecimiento está muy ligado a la sudoración. Una funda que puedas poner y quitar te lo va a poner mucho más fácil para mantener una buena higiene.

En un colchón para bebé, sin embargo, a la sudoración se le añaden las manchas, que van a ser mucho más frecuentes, de manera que una funda extraíble no es un plus, sino una necesidad. Y, si puedes hacerte con un colchón 100% lavable, mejor que mejor, porque es algo que vas a notar.

Materiales del colchón

El material de fabricación va a ser lo que determine, en gran medida, las cualidades del colchón, de manera que no debes pasar por alto este punto a la hora de elegir el más adecuado.

Y, con tanto material en el mercado, acertar es una lotería si no sabes muy bien lo que estás buscando. Estos son los materiales más comunes, que cada marca combina (o no) para conseguir el colchón perfecto:

Muelles: Cuando se trata de firmeza, los colchones de muelles están siempre entre los primeros. Asegúrate, eso sí, de que viene con un buen acolchado que se adapte al cuerpo porque, si no, pueden resultar demasiado duros y tu hijo no descansará bien.

Ten en cuenta también que un niño de constitución pequeña no necesitará un colchón tan firme y que uno con mayor adaptabilidad puede ser suficiente para él.

Y, si lo que estás buscando es un colchón para bebé, escoge mejor otro material; la firmeza de los muelles puede resultar excesiva y causarle molestias en la espalda. Si aún así te quedas con los muelles, que sean ensacados y tengan una capa extra de otro material, como espuma o viscoelástica.

Látex: Lo mejor del látex es que es firme y se adapta bien al cuerpo. Es decir: tu hijo dormirá cómodo y mantendrá su espalda recta. Quédate siempre con el látex natural, para evitar la transpiración, porque es un material que tiende a retener el calor corporal. Si el niño tiende a sudar mucho, quizá otro material sea una mejor opción.

Materiales colchón: Muelles ensacados, Látex, Espuma y viscoelástica

Viscoelástico: Si buscas confort y adaptabilidad, este es tu colchón. La viscoelástica tiene la firmeza suficiente para mantener una postura correcta sin restarle comodidad.

En el caso de los bebés, un colchón viscoelástico tiene la firmeza justa para garantizar una buena postura sin ejercer presión sobre su cuerpecito. Ten en cuenta, eso sí, que se trata de un tipo de material que siempre va combinado con otro en el núcleo (normalmente espuma o muelles ensacados), porque, si no, sería demasiado blando.

Espuma: Aquí es importante fijarse en la densidad, ya que la firmeza no es el punto fuerte de este material. Una alta densidad, igual o superior a los 30 kg/ m3, es imprescindible para garantizar un buen descanso.

La densidad influye también en la duración del colchón. Si calculas que vas a darle mucho uso, lo de la alta densidad es innegociable.

Preguntas frecuentes sobre colchones infantiles

Seguro que al buscar un colchón para tu hijo te habrán surgido un montón de dudas. Aquí te dejamos algunas de las preguntas sobre colchones para niños que nos hacen más a menudo.

¿Cómo debe ser un buen colchón para niños?

Un colchón infantil debe ser firme, para evitar que tu hijo se hunda en él y garantizar una buena postura, pero también ergonómico para adaptarse a su morfología y permitirle descansar cómodamente. Fíjate también en la transpirabilidad para evitar el exceso de sudoración y la aparición de hongos y bacterias.

¿Qué densidad debe tener un colchón para niños?

Hasta los 30 kg de peso, bastará con una espuma de densidad de entre 25 y 40 kg/ m3. Si tu hijo pesa entre 30 y 60 kg, escoge un colchón de espuma con una densidad mínima de 35 kg/ m3, y mayor de 40 kg/ m3 cuando supere los 60 kg de peso.

¿Qué colchón debe usar un niño de 2 años?

Un colchón con acolchado viscoelástico es nuestra opción ganadora. Pero para acabar de acertar, fíjate en el núcleo: si tu hijo suda mucho, dormirá mejor sobre un colchón con núcleo de muelles; si no, escoge uno de espuma transpirable. Si el peque tiene problemas de alergias, el látex puede ayudarle a controlarlos.

Un colchón para cada niño

Cada niño es un mundo y atraviesa varias etapas a lo largo de su infancia. Y saber elegir el colchón adecuado te dará la tranquilidad de estar ayudando a su crecimiento.

Por eso esperamos haberte ayudado a escoger para tu pequeño un colchón que le permita descansar y desarrollarse correctamente, tenga la edad que tenga.

Mantenemos nuestro contenido actualizado

23/08/2023 — Añadimos información del nuevo modelo Lémur Mety Plus Junior y sobre el nuevo núcleo Malva+.

Dra. Clara Muñoz
Dra. Clara Muñoz
Dra. en Biomedicina por la Universidad de Barcelona, miembro de la Sociedad Española del Sueño y especialista en descanso. Coordinadora de las pruebas de producto de Encuentra Colchón con más de 150 análisis realizados.
Si esta guía te ha resultado útil, te agradeceré mucho que la compartas haciendo clic en alguna de las redes sociales de abajo. ¡Muchas gracias!
¿Te ha resultado útil?
(Votos: 2 Promedio: 5)

Scroll al inicio