¿Es normal que un colchón nuevo se hunda? - Encuentra Colchón

¿Es normal que un colchón nuevo se hunda?

Actualizado en enero 2024

Escrito por:

Dra. Clara Muñoz, investigadora y biomédica

Proceso revisión

Metodología

Probamos docenas de colchones y accesorios en condiciones reales y nuestros expertos los someten a rigurosos tests analíticos. Conoce nuestro proceso editorial.

Todos hemos experimentado esa sensación de euforia al desempacar y estrenar un colchón nuevo. La promesa de noches de sueño reparador y la comodidad de una superficie mullida y acogedora nos llena de expectativas.

Pero, ¿qué pasa si después de unas pocas noches, semanas o incluso meses, notamos que nuestro preciado colchón comienza a mostrar signos de hundimiento? ¿Es normal que un colchón nuevo se hunda?

En este artículo, nos sumergiremos en las profundidades (literalmente) de los colchones para descubrir las razones detrás de este fenómeno. Analizaremos las causas, cómo prevenirlo y, lo más importante, cómo garantizar que nuestras noches de sueño no se vean interrumpidas por un colchón rebelde.

Razones por las que los colchones se hunden

Aunque pueda parecer un misterio, hay varias razones por las que un colchón podría empezar a hundirse. Algunas son más evidentes que otras, pero todas son importantes de considerar. Vamos a desglosarlas una por una.

Mala calidad de los materiales

Todos hemos escuchado el dicho, lo barato sale caro. Cuando se trata de colchones, esto no podría ser más cierto. Un colchón fabricado con materiales de baja calidad puede comenzar a hundirse mucho antes que uno de buena calidad.

Sobrepeso del usuario

No es que estemos señalando con el dedo, pero la verdad es que un colchón diseñado para soportar un cierto peso no rendirá igual si se le somete a una carga mucho mayor.

Imagina una silla diseñada para soportar 100 kg que se usa constantemente por alguien de 150 kg. Con el tiempo, es probable que la silla muestre signos de desgaste prematuro. Lo mismo ocurre con los colchones.

Colocar objetos pesados sobre el colchón

Si eres de los que aman ver películas en la cama con el portátil en el regazo o quizás te gusta leer con una pila de libros al lado, ten cuidado. Colocar objetos pesados sobre el colchón de forma regular puede causar hundimientos en áreas específicas.

Poco movimiento durante el sueño

Aunque pueda sonar extraño, las personas que duermen en una sola posición toda la noche pueden causar un hundimiento en esa área específica del colchón.

Si siempre duermes de lado y no te mueves mucho, es posible que con el tiempo notes un hundimiento en esa área.

Desgaste natural con el paso del tiempo

Todo en esta vida tiene una fecha de caducidad, y los colchones no son la excepción. Con el tiempo, incluso los colchones de la más alta calidad comenzarán a mostrar signos de desgaste. Es una parte natural del ciclo de vida de cualquier producto.

Actividades inadecuadas: saltar o jugar sobre el colchón

A todos los niños (y a algunos adultos) les encanta saltar en la cama. Sin embargo, esta actividad puede ser perjudicial para el colchón. Los muelles, la espuma y otros materiales internos no están diseñados para soportar el impacto repetido de saltar.

Cómo identificar un colchón hundido

Identificar un colchón hundido puede parecer obvio para algunos, pero no siempre es tan sencillo. A veces, los signos son sutiles y pueden pasar desapercibidos hasta que el problema se agrava. Aquí te mostramos cómo detectar esos signos antes de que tu sueño (y tu espalda) sufran las consecuencias.

Señales visuales y táctiles

Visualmente, un colchón hundido puede mostrar depresiones o valles en ciertas áreas. Si notas que tu colchón ya no tiene esa superficie uniforme y plana que solía tener, es una señal de alarma.

Táctilmente, al pasar la mano sobre la superficie del colchón, podrías sentir áreas más blandas o comprimidas en comparación con otras zonas. Es como cuando pisas un área del césped que ha sido aplastada en comparación con el césped fresco y erguido a su alrededor.

Impacto en la calidad del sueño

Si te despiertas sintiéndote más cansado que cuando te fuiste a dormir o si sientes dolores y molestias que no estaban allí antes, tu colchón podría ser el culpable.

Un colchón hundido no proporciona el soporte adecuado para la columna vertebral, lo que puede llevar a una mala postura durante el sueño y, en última instancia, a un sueño de mala calidad.

Si te duele la espalda al dormir, lo primero que debes revisar es tu colchón. ¿Cuántos años tiene? Si es muy viejo, lo primero que hay que solucionar es cambiar el colchón.

Paula Vega, fisioterapeuta y osteópata

Medición del hundimiento

Para aquellos que quieren ser un poco más metódicos en su evaluación, puedes medir el grado de hundimiento.

Usa una regla o cinta métrica y colócala en el colchón, abarcando el área hundida. Observa la diferencia en la altura entre el punto más bajo del hundimiento y el resto del colchón. Una diferencia significativa es una clara indicación de que tu colchón está hundiéndose.

Recuerda, un buen colchón es esencial para una buena salud y bienestar. Si identificas que tu colchón se está hundiendo, es crucial abordar el problema antes de que afecte tu salud.

Mantenimiento preventivo del colchón

Cuidar de tu colchón es como cuidar de un buen par de zapatos. Con el cuidado adecuado, puede durar mucho tiempo y ofrecerte noches de sueño cómodo y reparador. Sin embargo, si lo descuidas, es probable que empiece a mostrar signos de desgaste mucho antes de lo esperado. Aquí te ofrecemos algunos consejos para mantener tu colchón en la mejor forma posible.

Asegurar un soporte adecuado: somier y marco de la cama

El soporte adecuado es esencial para cualquier colchón. Imagina construir una casa sobre cimientos inestables; no importa cuán buena sea la casa, si los cimientos no son sólidos, la casa se derrumbará. Lo mismo ocurre con tu colchón.

Un buen somier o base puede hacer maravillas para prolongar la vida de tu colchón. Asegúrate de que esté en buen estado y que no tenga lamas rotas o áreas hundidas. Si tu colchón necesita un somier con lamas, asegúrate de que las lamas estén espaciadas adecuadamente para proporcionar el soporte necesario.

La importancia de girar y voltear el colchón regularmente

Girar y voltear tu colchón es como rotar los neumáticos de tu coche. Ayuda a garantizar un desgaste uniforme y prolonga la vida útil del colchón.

Es recomendable girar y voltear tu colchón cada 3-6 meses. Sin embargo, ten en cuenta que algunos colchones modernos son de una sola cara y solo necesitan ser girados, no volteados. Consulta las instrucciones del fabricante para obtener las mejores prácticas para tu modelo específico.

Uso de protectores y cubrecolchones

Un protector de colchón es como una funda para tu teléfono móvil. Protege contra derrames, manchas, ácaros del polvo y otros posibles peligros que pueden dañar tu colchón. Además, muchos protectores modernos son transpirables, por lo que no te harán sentir calor durante la noche.

El uso de un protector puede ayudar a mantener tu colchón en buen estado y también puede ser beneficioso si alguna vez necesitas hacer valer la garantía de tu colchón, ya que muchas garantías se anulan si el colchón está manchado.

En resumen, un poco de cuidado preventivo puede hacer maravillas para mantener tu colchón en la mejor forma posible. Después de todo, pasamos aproximadamente un tercio de nuestras vidas durmiendo, así que tiene sentido invertir tiempo y esfuerzo en cuidar el lugar donde descansamos.

Soluciones para colchones hundidos

Aunque un colchón hundido puede ser una señal de que es hora de un reemplazo, no siempre es necesario tirarlo y comprar uno nuevo de inmediato. Hay varias soluciones que puedes probar para remediar el problema y prolongar la vida útil de tu colchón. Aquí te presentamos algunas de las más efectivas.

Técnicas para airear y secar el colchón

La humedad es uno de los principales enemigos de los colchones. Puede hacer que los materiales internos se compriman y pierdan su forma. Si sospechas que la humedad es la causa del hundimiento, aquí hay algunas cosas que puedes hacer:

  • Airear el colchón: Sácalo al sol y déjalo allí durante unas horas. El sol ayudará a evaporar cualquier humedad atrapada y puede ayudar a restaurar la forma del colchón.
  • Usar deshumidificadores: Si vives en un área con alta humedad, considera usar un deshumidificador en tu habitación. Esto ayudará a reducir la cantidad de humedad en el aire y, por lo tanto, en tu colchón.

Recomendaciones para distribuir el peso

Distribuir el peso de manera uniforme puede ayudar a prevenir y corregir hundimientos. Aquí hay algunas sugerencias:

  • Rota tu posición al dormir: Si tiendes a dormir en una posición todo el tiempo, intenta cambiarla de vez en cuando. Esto puede ayudar a distribuir el desgaste de manera más uniforme.
  • Evita sentarte siempre en el mismo lugar: Si te gusta sentarte en tu cama para leer o ver la televisión, evita hacerlo siempre en el mismo lugar. Intenta moverte de vez en cuando para evitar crear puntos de presión.

Cuándo y cómo usar toppers de colchón

Un topper de colchón es una capa adicional que se coloca encima de tu colchón existente. Puede ser una solución efectiva para colchones hundidos porque:

  • Añade soporte: Un topper puede ayudar a nivelar áreas hundidas y proporcionar el soporte necesario para una noche de sueño cómoda.
  • Es más económico que un colchón: Si no estás listo para invertir en un colchón nuevo, un topper puede ser una solución intermedia. Asegúrate de elegir uno que sea adecuado para tu tipo de colchón y tus necesidades de sueño.

En resumen, un colchón hundido no significa necesariamente que tengas que gastar una fortuna en un reemplazo. Con las soluciones adecuadas, puedes prolongar la vida útil de tu colchón y asegurarte de que siga siendo cómodo durante mucho tiempo.

Cuándo reemplazar un colchón

A pesar de nuestros mejores esfuerzos para cuidar y mantener nuestro colchón en óptimas condiciones, llega un momento en que simplemente es hora de decir adiós. Pero, ¿cómo saber cuándo ha llegado ese momento?

Vida útil promedio de un colchón

La duración de un colchón varía según el tipo y la calidad del mismo. Sin embargo, como regla general:

Tipo de colchónDuración
Colchón de muellesEntre 7 y 10 años
(los muelles pueden perder su tensión con el tiempo, lo que reduce el soporte que ofrecen)
Colchón de espumaEntre 8 y 12 años
(dependiendo de la densidad y calidad de la espuma)
Colchón de látexPueden durar hasta 15 años

Señales de que es hora de un cambio

A veces, tu cuerpo te dará señales claras de que es hora de cambiar el colchón. Estas son algunas de las señales más comunes:

  • Dolores matutinos: Si te despiertas con dolores en la espalda o el cuello que desaparecen a lo largo del día, podría ser una señal de que tu colchón ya no te está brindando el soporte adecuado.
  • Hundimientos visibles: Si puedes ver hundimientos o protuberancias en tu colchón incluso cuando no hay peso sobre él, es probable que haya perdido su forma.
  • Alergias: Con el tiempo, los colchones pueden acumular ácaros del polvo y otros alérgenos. Si notas que tus alergias empeoran durante la noche, podría ser una señal de que es hora de un cambio.

Cómo elegir un nuevo colchón adecuado

Cuando uno duerme bien, duerme bien incluso sobre una piedra. Así que hay que buscar lo que a cada uno le va mejor. Hay personas que necesitan un colchón más duro, otro que lo quiere un poquito más blando… Al final, el adecuado será el que sea más cómodo para ti.

Dra. Nuria Roure, psicóloga para trastornos del sueño

Elegir un nuevo colchón es una decisión importante y no debe tomarse a la ligera. Aquí hay algunas consideraciones:

  • Tipo de colchón: Decide si prefieres muelles,viscoelástica, espuma, látex u otro material. Cada tipo tiene sus pros y contras.
  • Firmeza: Algunas personas prefieren un colchón firme, mientras que otras optan por algo más suave. Considera lo que es más cómodo para ti y lo que te brinda el mejor soporte.
  • Presupuesto: Establece un presupuesto y ajústate a él. Recuerda que un colchón más caro no siempre significa que sea mejor y que entre los colchones baratos puedes encontrar buenas opciones.

En última instancia, la decisión de reemplazar un colchón se reduce a la comodidad y el soporte. Si sientes que tu colchón actual ya no te brinda lo que necesitas, es hora de empezar a buscar uno nuevo.

Impacto de un colchón hundido en la salud

Un buen sueño es esencial para nuestra salud y bienestar general. Sin embargo, dormir en un colchón hundido o en mal estado puede tener consecuencias negativas para nuestra salud. Veamos cómo un colchón en mal estado puede afectarnos y por qué es crucial abordar el problema.

Problemas musculares y de espalda

Soporte inadecuado es el principal culpable aquí. Un colchón que no proporciona el soporte adecuado puede causar o exacerbar problemas de espalda y cuello. Imagina usar un par de zapatos desgastados para una caminata larga; al final del día, tus pies y piernas te dolerán. Lo mismo ocurre con un colchón hundido y tu espalda.

  • Dolores y molestias: Dormir en un colchón hundido puede causar puntos de presión en áreas como los hombros, caderas y espalda baja.
  • Postura de sueño: Un colchón en mal estado puede hacer que adoptes posturas inadecuadas durante el sueño, lo que puede llevar a dolores musculares y problemas de columna a largo plazo.

Calidad del sueño y niveles de energía

Un colchón incómodo no solo afecta tu espalda, sino también la calidad de tu sueño. Si pasas la noche dando vueltas y tratando de encontrar una posición cómoda, es probable que no estés pasando suficiente tiempo en las fases reparadoras del sueño.

  • Fatiga: La falta de un sueño profundo y reparador puede dejarte sintiéndote cansado y sin energía durante el día.
  • Estado de ánimo: La falta de sueño puede afectar tu estado de ánimo, llevando a irritabilidad, ansiedad e incluso depresión.

Consejos para un descanso óptimo

Si bien un buen colchón es esencial, hay otros factores que también pueden contribuir a una buena noche de sueño.

  • Rutina regular: Intenta acostarte y levantarte a la misma hora todos los días, incluso los fines de semana.
  • Ambiente de sueño: Asegúrate de que tu habitación esté oscura, tranquila y a una temperatura cómoda.
  • Evita las pantallas: Trata de evitar las pantallas al menos una hora antes de acostarte, ya que la luz azul puede interferir con la producción de melatonina, una hormona que regula el sueño.

En resumen, un colchón hundido puede tener un impacto significativo en tu salud y bienestar. Si sospechas que tu colchón está afectando tu sueño o tu salud, es crucial abordar el problema lo antes posible.

Preguntas frecuentes

¿Por qué mi colchón se hunde en el medio?

El hundimiento del colchón en el medio, también conocido como pandeo, es una queja común entre los usuarios. Las causas pueden variar desde un mal mantenimiento, pérdida de resiliencia, apelmazamiento y compresión de los materiales internos, hasta un soporte inadecuado del colchón.

Es esencial asegurarse de que el colchón esté colocado sobre una base firme y adecuada para evitar este tipo de problemas.

¿Cómo sé si mi colchón está deformado?

Detectar si un colchón está deformado puede ser sencillo si sabes qué buscar. Primero, observa si hay hundimientos o protuberancias visibles en la superficie del colchón. Estos hundimientos pueden ser normales hasta cierto punto, pero si superan los 3 cm, podría considerarse una deformación.

Además, si al acostarte sientes que el colchón se hunde más de lo normal o no proporciona el soporte adecuado, podría estar deformado.

¿Es posible arreglar un colchón deformado?

En general, es complicado «arreglar» un colchón deformado, especialmente si la deformación es significativa. En el caso de colchones viscoelásticos, es normal que con el uso se produzca un ligero hundimiento en la zona donde dormimos. Sin embargo, si este hundimiento es excesivo, podría ser indicativo de un problema.

En la mayoría de los casos, si un colchón está seriamente deformado, la mejor solución es considerar su reemplazo.

¿Es normal que un colchón nuevo se hunda?

No, no es normal que un colchón nuevo se hunda significativamente. Cuando adquieres un colchón, este debe proporcionar un soporte uniforme y mantener su forma durante un período de adaptación inicial. Sin embargo, es posible que notes una ligera conformidad o adaptación a la forma de tu cuerpo, lo cual es completamente normal y diferente a un hundimiento.

Si observas un hundimiento profundo o irregularidades en un colchón recién comprado, podría ser un defecto de fabricación y es recomendable contactar al fabricante o vendedor.

¿Los colchones de ciertos materiales son más propensos a hundirse?

Sí, algunos materiales son más susceptibles al hundimiento que otros debido a sus propiedades y la forma en que reaccionan al peso y al uso continuo:

  • Colchones de muelles: Con el tiempo, los muelles pueden perder su tensión, lo que puede llevar a hundimientos, especialmente si no están bien distribuidos o si el colchón no se rota regularmente.
  • Colchones de espuma: Los colchones de espuma, especialmente los de menor densidad, pueden ser propensos a hundimientos después de un uso prolongado. Sin embargo, las espumas de alta densidad suelen ser más resistentes.
  • Colchones de látex: Aunque son conocidos por su durabilidad, incluso los colchones de látex pueden experimentar hundimientos si no están bien cuidados o si se exponen a factores como el calor extremo.
  • Colchones híbridos: Estos colchones combinan muelles y espuma o látex. Su tendencia a hundirse dependerá de la calidad y distribución de los muelles, así como del tipo y densidad de la espuma o látex utilizado.

Es esencial investigar y elegir un colchón de calidad y adecuado a tus necesidades para minimizar el riesgo de hundimientos prematuros.

A lo largo de este artículo, hemos explorado las razones detrás del hundimiento de los colchones, cómo identificarlo, las soluciones disponibles y, lo más importante, el impacto que un colchón en mal estado puede tener en nuestra salud.

Es evidente que un colchón hundido no es solo una molestia; puede ser una fuente de problemas musculares, trastornos del sueño y una disminución general de la calidad de vida.

Invertir en un buen colchón y cuidarlo adecuadamente no es solo una cuestión de comodidad, sino una inversión en nuestra salud. Si bien puede ser tentador ignorar los signos de un colchón en declive, hacerlo puede tener consecuencias a largo plazo.

Al prestar atención a las señales y actuar en consecuencia, podemos garantizar noches de sueño reparador y días llenos de energía y vitalidad.

Dra. Clara Muñoz
Dra. Clara Muñoz
Dra. en Biomedicina por la Universidad de Barcelona, miembro de la Sociedad Española del Sueño y especialista en descanso. Coordinadora de las pruebas de producto de Encuentra Colchón con más de 150 análisis realizados.

Si este artículo te ha resultado útil, te agradeceré mucho que la compartas haciendo clic en alguna de las redes sociales de abajo. ¡Muchas gracias!

¿Te ha resultado útil?
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te informamos que los datos de carácter personal que proporciones en el presente formulario serán tratados por Clara Muñoz Almendros como responsable de esta web.

Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: recibir y responder consultas o comentarios enviados a través de la web.

Legitimación: el consentimiento del interesado al hacer uso del formulario.

Destinatarios: Hosting Webempresa Europa S.L.

Derechos: podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en contacto@encuentracolchon.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud.

Información adicional: puedes encontrar información adicional y detallada sobre protección de datos en la web encuentracolchon.com, así como consultar la política de privacidad.

Scroll al inicio